Empezamos (…o continuamos)

No siempre es fácil definir el inicio de una acción. El hecho de que a esta acción la precede una serie de acontecimientos previos, con una elevada influencia en el resultado (de hecho tanta, que sin ellos, no habría sido posible llegar a donde estamos) hace que no sepas muy bien dónde focalizar el punto exacto donde poner la bandera de salida y no poder establecer a ciencia cierta si hablamos del inicio de un proyecto o de una continuación/evolución.

Con Mylittler nos pasa esto. ¿Es este, con la primera entrada en el blog y los primeros productos, ¿el principio? o ¿podríamos considerar el principio los dos años que llevamos pensando cómo darle forma? O incluso, si nos remontamos a más tiempo atrás ¿fue nuestro proceso de gestación subrogada el principio de un largo camino que continúa hoy aquí?.

Sea como sea, lo que sí tenemos muy claro es la función que nos gustaría que tuviera Mylittler, se basa en tres pilares fundamentales y con un denominador común: COMUNICAR

1- Explicar los orígenes. (Comunicación IP – hij@s)

2- Registro de emociones y situaciones que se producen durante el proceso. (Comunicación surrogate – IP y viceversa)

3- Normalización de los nuevos tipos de familia que se producen en nuestra sociedad. (Comunicación didáctica IP – sociedad)

¿Cómo? Con material que os iremos enseñando, y con el que nos gustaría ir cubriendo todos los vacíos comunicacionales con los que nos hemos ido encontrando a lo largo de todos estos años y para esto estará el blog, para explicar estos productos, como nacieron y con qué finalidad los hemos diseñado.

Así es que, bienvenidos a Mylittler

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*